Mi primer desfile a lo grande, va por ti abuela

LLego jadeando pero puntual a la hora del fitting (prueba de las modelos) con la lección bien aprendida. Me he estudiado la cara de las modelos, que me habían pasado previamente por mail, para saber qué le irá a cada una y qué modelo evitaloquepuedas lucirán. Entro y la coordinadora me dice:

-Eva, ahí está la escenógrafa. Ven que te la presento y ellas, cinco o seis chicas que me miraban con curiosidad, serán las vestidoras.

Dios mío. Están esperando a que ordene.

Aquí me doy cuenta de que estoy jugando en primera división.

Entonces veo cómo ha traído en sus inmaculadas fundas sus prendas charoruiz. Ella ni ha venido. Tiene sus ayudantes y seguramente asuntos más importantes que resolver. Después llega World Family con toda la familia que son ciento y la madre.

Entonces me miro. Sola, con una maleta en la que entra mi colección y sudando, después de arrastrarla desde el coche hasta el fitting y como me diría mi abuela modista y de ahí el nombre de mi marca, pienso: Ay Evita, Evita, Evitaloquepuedas.

-Eva, ven ya a la pasarela. Tienes que explicarles cómo se pone el mono, me dice la escenógrafa.

Salgo de mi parálisis y venga abuela, a trabajar: “Esta va por ti”.

Ya sabías tú que yo no iba a evitar nada.

Queridos todos aquí tenéis el vídeo:

Evitaloquepuedas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *